Por tiempo limitado: Sesión GRATUITA Finalmente Delgada AQUI

Razones para disminuir la velocidad y masticar tu comida

Jan 21, 2019

Resumen

En este video se expone la importancia de masticar la comida para preservar la salud y la calidad de vida.

También se hace un recorrido detallado por los procesos digestivos del ser humano, donde con claridad puedes apreciar pormenorizadamente todas las instancias  que transita la comida desde el momento que entra en tu boca hasta que se convierte en fuente de energía para formar y mantener los tejidos.

Otro aporte de gran valor que se difunde en este video es la importancia de olvidar los problemas, conflictos, preocupaciones o altercados que estés viviendo y evitar los distractores tales como televisión, computadoras y teléfonos móviles, al momento de ingerir las comidas, ya que todo lo que te abruma impide masticar los alimentos adecuadamente. En consecuencia se imposibilita la liberación de enzimas imprescindibles para los procesos metabólicos.

Cuesta creer la importante de masticar los alimentos y de mantener una actitud serena, relajada, tranquila mientras ingieres las comidas. Adriana Zangarini te da en su audiovisual algunas muy buenas razones para disminuir la velocidad y masticar, por lo menos 30 veces, cada bocado de tu comida para que preserves tu salud.

El poder de masticar es tan grande que hay historias de sobrevivientes de los campos de concentración que cuentan que para poder permanecer con vida masticaban escasas raciones de alimentos hasta 300 veces por bocado. Los que lo hicieron vivieron, los otros que no lo realizaron no lo lograron.

Tienes que comer todos los días. ¿Cierto?

¿Por qué no aprender a saborear y disfrutar algo que es tan importante y trae tantos beneficios?

Ve más despacio, relájate, no te preocupes, no te apresures, confía en el proceso y come y mastica lento para que vivas los beneficios.

Noticias y Regalos

1. Lecciones Gratis
Descubre las claves para comer conscientemente
Recibirás cinco (5) claves donde aprenderás las premisas básicas de que es lo mejor para ti a la hora de comer, ya que el mundo de la nutrición hay tanta información que pareciera que estuviera creada para que te quedes paralizado al no saber que hacer.

2. Lo último en Instagram
Estaré en vivo los días Lunes y Miercoles a las 7:00 pm GMT (Hora España), ampliando este tema y respondiendo algunas preguntas. Así que ingresa a mi cuenta de Instagram y comparte con tus amigos.

Cita de Inspiración

Transcripción

Hola, es Adriana y hoy vamos a hablar de lo importante de disminuir la velocidad y masticar los alimentos correctamente.

Cuando quieres mejorar tu salud, no se trata solo de lo que comes, sino de cómo lo comes.

Hablemos primero un poco de la digestión en el ser humano.

La digestión es el proceso mediante el cual los alimentos y bebidas se descomponen en partes más pequeñas para que el cuerpo pueda usarlos como fuente de energía, para formar y mantener los tejidos.

Ese proceso comienza en la boca, donde los alimentos al contacto con tus dientes y las enzimas digestivas de la saliva descomponen todo lo que comes.

Ahora, con todo el trajín del día a día que te lleva de un lado para otro sin darte tiempo a revisar o analizar tus decisiones, es casi que automático que te apresures a comer sin apenas reconocer los alimentos que estás metiendo en tu boca.

Son tantas y tan diversas las preocupaciones, problemas, situaciones complejas que te agobian que comes distraído por diferentes causas como pensando como solucionar los conflictos de tu trabajo, o estar leyendo las noticias, viendo la televisión o estar discutiendo con tu pareja, familia, amiga o compañeros de trabajo.

En fin, lo que te abruma te lleva a comer todo el tiempo distraído, y a literalmente tragar toda tu comida porque no tienes el tiempo para masticar adecuadamente.

¿Sabías que en promedio, masticas cada bocado solo ocho veces?

Y se estima que el promedio debe ser 30 veces por bocado.

En consecuencia, no te debe extrañar si tienes problemas digestivos que puedas estar padeciendo o que puedas padecer a lo largo de tu vida.

¿Por qué?

Porque cuando dejas de masticar adecuadamente tus alimentos, impides que se libere la ptialina o amilasa, enzima de gran importancia que se encarga de descomponer los carbohidratos, encargados de proporcionar a tu organismo las energías necesarias para cumplir numerosas funciones físicas, metabólicas y de asimilación de los nutrientes.

Visto todo esto, te voy a dar algunas buenas razones para disminuir la velocidad y masticar tu comida:

  1. La saliva descompone los alimentos en azúcares simples, creando un sabor dulce. Cuanto más masticas, más dulce se vuelve tu comida, por lo que quizás no vayas anhelar comer dulce después, en la tarde.
  2. Masticar mejora la asimilación de los nutrientes, permitiendo que tu cuerpo absorba la máxima nutrición de cada bocado que vayas a comer en cada comida.
  3. Masticar produce más endorfinas, las sustancias químicas del cerebro responsables de crear buenos sentimientos.
  4. También es útil para bajar de peso, porque cuando estás masticando bien, vas a notar cuando estas lleno.
  5. Masticar puede mejorar la circulación, el sistema inmunológico y aumentar tu energía, así como mejorar la salud de tu piel y estabilizar tu peso.

Así que es de vital valor que te des el tiempo necesario para ingerir tus comidas, comenzando con masticar correctamente, ya que eso te permite disfrutar de toda la experiencia de comer: como son los olores, sabores y texturas.

También, te ayuda a dar gracias, a mostrar aprecio por la abundancia en tu vida y a desarrollar la paciencia y el autocontrol tan importantes en estos tiempos.

El poder de masticar es tan grande que hay historias de sobrevivientes de los campos de concentración que cuentan que para poder permanecer con vida masticaban escasas raciones de alimentos hasta 300 veces por bocado.

Los que lo hicieron vivieron, los otros que no lo realizaron no lo lograron.

Pero vamos a estar claro, para la mayoría de nosotros, masticar 300 es un objetivo un poco no realista, es desalentador. 

Sin embargo, prueba y mastica 30 veces por bocado o trata de tomar el tiempo y así aprovechas y recibes todos sus beneficios.

Pruébalo y observa cómo te sientes.

Intenta comer sin la TV, sin la computadora, sin el celular o el móvil, el iPhone, el periódico o alguna compañía ruidosa y ve que pasa.

Presta atención a tu comida y a la forma en que estás respirando y masticando y vamos a ver qué descubres.

Este tipo de silencio puede ser desconcertante al principio, ya que estas acostumbrado a mucho ruido, noticias, medios de comunicación, correo electrónico y hasta a la demandas de otros.

Pero a medida que vayas creando ese nuevo hábito, vas a ir comenzando a comer sin apresurarte. 

Tienes que comer todos los días. ¿Cierto?

¿Por qué no aprender a saborear y disfrutar algo que es tan importante y trae tantos beneficios?

Ve más despacio, relájate, no te preocupes, no te apresures, confía en el proceso y come y mastica lento para que vivas los beneficios.

Que tengas un excelente día. Nos vemos.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.